Que es la medicina antroposófica

La medi­ci­na antro­po­só­fi­ca es una for­ma de medi­ci­na alter­na­ti­va desa­rro­lla­da en los 1920s por Rudolf Stei­ner (1861–1925) en cola­bo­ra­ción con Ita Weg­man (1876–1943). La medi­ci­na antro­po­só­fi­ca está basa­da en la filo­so­fía espi­ri­tual de Stei­ner, a la cual lla­mó antro­po­so­fía. Los prac­ti­can­tes uti­li­zan una varie­dad de téc­ni­cas de tra­ta­mien­to basa­das en los pre­cep­tos de la antro­po­só­fia, que inclu­yen masa­jes, ejer­ci­cio, ase­so­ra­mien­to y sus­tan­cias.

medicina antroposofica

Uti­li­za medi­ca­men­tos deri­va­dos de los tres reinos de la natu­ra­le­za (mine­ral, vege­tal y ani­mal) y tera­pias com­ple­men­ta­rias (como la eurit­mia cura­ti­va, el masa­je rít­mi­co, la tera­pia artís­ti­ca, la musi­co­te­ra­pia, la tera­pia del habla, las apli­ca­cio­nes exter­nas, los baños, la tera­pia bio­grá­fi­ca, la psi­co­te­ra­pia antro­po­só­fi­ca y la cabal­ga­ta terapéutica.4 5

El enfo­que se refie­re a salud huma­na y la enfer­me­dad como even­tos bio­grá­fi­cos rela­cio­na­dos con el cuer­po, el alma y el espí­ri­tu de la per­so­na.

La medi­ci­na antro­po­só­fi­ca sos­tie­ne que las vidas ante­rio­res del pacien­te pue­de influen­ciar en sus enfer­me­da­des actuales.6

La medi­ci­na antro­po­só­fi­ca uti­li­za una apro­xi­ma­ción holís­ti­ca, que en lugar de basar­se en los fac­to­res que cau­san la enfer­me­dad, se cen­tra en los fac­to­res que apo­yan la salud huma­na («salu­to­gé­ne­sis»), por lo que se cen­tra en el for­ta­le­ci­mien­to de la indi­vi­dua­li­dad y del cuer­po del pacien­te.

Un tema cen­tral en esta doc­tri­na es la libre deter­mi­na­ción, la auto­no­mía y la dig­ni­dad de los pacientes.7

Sus segui­do­res pre­ten­den que esta tera­pia pue­den aumen­tar la capa­ci­dad del pacien­te para sanar.8

Ita Weg­man ―cofun­da­do­ra de la medi­ci­na antro­po­só­fi­ca― antes de 1900, en Ber­lín.
El sis­te­ma médi­co antro­po­só­fi­co inte­gral fue fun­da­do en 1920 por Rudolf Stei­ner (1861–1925) jun­to con Ita Weg­man (1876–1943) como una exten­sión de la medi­ci­na con­ven­cio­nal, sobre la base doc­tri­nal de la antroposofía,9 la far­ma­cia antro­po­só­fi­ca y los tra­ta­mien­tos médi­cos con­ven­cio­na­les ―inclu­yen­do la ciru­gía―. Se emplean medi­ca­men­tos si es necesario.8

Los médi­cos antro­po­só­fi­cos deben tener un títu­lo en medi­ci­na con­ven­cio­nal de una escue­la de medi­ci­na certificada,9 y si es posi­ble algu­na especialización.10 11

En el año 2000 había prác­ti­cas médi­cas antro­po­só­fi­cas en 80 paí­ses en todo el mundo.9